monasterio
Palacio de los RR.CC.
museos
Ciencias y Oriente
parroquia
de Santo Tomás
residencia
universitaria

Agenda
El Monasterio Hoy
Cátedra
Presentación
Cátedra de Santo Tomás
Centro para el Estudio de la Religión hoy
Ponencias de La Cátedra
Publicaciones
Monasterio
Real Monasterio
Museos
Museo de Arte Oriental
Museo de Ciencias Naturales
Parroquia
Nuestra Parroquia
Residencia
La Residencia
El padre debe ser más amado que la madre, pues él es el principio activo de la procreación, mientras que la madre es tan sólo el principio pasivo
Santo Tomás de Aquino

Cátedra de Santo Tomás

Cátedra Santo Tomás en Ávila
La Religión ¿consuela o cuestiona?
La Religión ¿consuela o cuestiona?
Ávila, del 23 al 26 de mayo de 2005.
Información
La Leyenda del Gran Inquisidor" que Dostoievski nos ofrece en Los Hermanos Karamazov, es una de las piezas literarias más inquietantes. Jesús, el fundador del cristianismo, vuelve a Sevilla, un jueves santo cualquiera, y aunque quiere pasar desapercibido, es detectado por el Gran Inquisidor que le llama aparte. Se enfrentan dos modos de amor al hombre. Por un lado, el que representa el Inquisidor que quiere la felicidad de los hombres y por eso les procura pan, es decir, seguridad y bienestar. Y, por otro, el de Jesús, que quiere que los hombres sean libres, aunque eso cueste sangre. El Inquisidor sabe que compra la libertad por pan para evitar al hombre normal el sufrimiento de tener que decidir por su cuenta. Jesús calla y su silencio es una elocuente requisitoria contra ese cambio a su mensaje.

Las figuras de Jesús y del Inquisidor representan dos maneras diferentes de entender la religión: una, que cuestiona, inquieta y obliga a estar alerta; la otra que consuela y protege a cambio de la sumisión. ¿Son dos tareas complementarias o incompatibles? ¿La carga de responsabilidad que pone el cristianismo sobre los hombros del creyente le hacen más infeliz o le dan más esperanza? El pan nos remite a la justicia pero ¿puede haber pan sin libertad y viceversa?

En lo que parecen estar de acuerdo los personajes de Dostoievski es que el cristianismo es cualquier cosa menos banal. Lo suyo no es imitar con gestos vacíos lo que digan otras visiones del mundo, sino abrir caminos, interpelar, trascender los propios limites, arriesgarse. La III Cátedra Santo Tomás vuelve de nuevo con preguntas que deben interesar a una sociedad que no tenga miedo a la libertad, ni se escude en fáciles consuelos.

Ala representación del oratorio "La Leyenda del Gran Inquisidor", a cargo de Juan Mayorga, seguirán, como acostumbra ya la Cátedra Santo Tomás, tres respuestas a los interrogantes de la obra. Respuestas que daran tres profesores, Juan Manuel Almarza, Manuel Maceiras y el profesor emérito y escritor abulense Jacinto Herrero.

Ficha
Lugar:
Aula Magna de la Residencia de Estudiantes. Monasterio de Santo Tomás.
Fechas:
Del 23 al 26 de mayo de 2005.
Programa
Lunes, 23 de mayo de 2005.
"LECTURA DRAMATIZADA DE 'LA LEYENDA DEL GRAN INQUISIDOR'"
Representación: A cargo del grupo teatral "El Astillero" Oratorio de Juan Mayorga a partir del texto de Doctoievski en su libro Los Hermanos Karamazov.
Dirección: Guillermo Heras.
Lugar: Iglesia del Real Monasterio.
Martes, 24 de mayo de 2005.
"AMAR LA VIDA MÁS QUE SU SENTIDO" (Doctoievski y la comprensión de la modernidad en clave religiosa)
Ponente: J. Manuel Almarza, profesor en la Universidad de Deusto.
Miércoles, 25 de mayo de 2005.
"JUSTICIA Y PERDÓN"
Ponente: Manuel Maceiras, profesor en la Universidad Complutense de Madrid.
Jueves, 26 de mayo de 2005.
"LA POESÍA EN TIEMPO DE INDIGENCIA"
Ponente: Jacinto Herrero, profesor emérito del Colegio Diocesano de Ávila.
Real Monasterio de Santo Tomás (PP. Dominicos)
Plaza de Granada, 1. CP.05003 - Ávila (España)
(t) 920 352 237 (f) 920 35 22 37
avila.vre@dominicos.org