monasterio
Palacio de los RR.CC.
museos
Ciencias y Oriente
parroquia
de Santo Tomás
residencia
universitaria

Introducción
El Museo
Vocabulario
Salas del Museo
1. El Arte de China
2. China: La Laca
3. China: La Porcelana
4. China: Los Bordados
5. China: El Marfil
6. China: Etnología
7. El Salón del Trono
8. El Arte del Vietnam
9. El Arte del Japón
10. El Arte de Filipinas
Artes
El Arte de China
El Arte de Vietnam
Cronologia
Cronología de China
Cronología de Vietnam
Galería
Fotografías
Es evidente que existe la verdad. Porque el que niega que existe la verdad, conoce que la verdad existe. Si, pues, no existe la verdad, es verdad que la verdad no existe
Santo Tomás de Aquino

El Arte de Filipinas (Sala 10).

El Cristo de Isabel II. Cristo Expirante (marfil hispano-filipino S.XVIII)
Los dominicos llegaron a Filipinas en 1579. Junto con la tarea evangelizadora, desde un principio, la educación, creando varias escuelas y la Universidad de Santo Tomás de Manila.
En la sala destacan dos tipos de representaciones religiosas: las de madera y las de marfil.
Las primeras son más populares, porque son más modestas y eran usadas por la gente para decorar sus casas.
Lego, los marfiles hispano-filipinos, que son imágenes cuyo tema es español pero fueron realizados en filipinas. Son piezas destinadas a las iglesias, conventos o edificios oficiales.
Santo Tomás de Aquino (detalle de madera y marfil con vestimenta de seda bordada, obra hispano-filipina S.XVIII)
Casi la mitad del total de marfiles hispano-filipinos conocidos, corresponde a imágenes de Cristo. El más impresionante que posee el monasterio, el Cristo de Isabel II, sorprende por su gran realismo y su expresividad.
En medio de la sala están ubicados una serie de doce piezas de nácar, o madre-perla, representando 12 estaciones del Vía crucis.
Real Monasterio de Santo Tomás (PP. Dominicos)
Plaza de Granada, 1. CP.05003 - Ávila (España)
(t) 920 352 237 (f) 920 35 22 37
avila.vre@dominicos.org