monasterio
Palacio de los RR.CC.
museos
Ciencias y Oriente
parroquia
de Santo Tomás
residencia
universitaria

El Arte de Filipinas (Sala 10).

El Cristo de Isabel II. Cristo Expirante (marfil hispano-filipino S.XVIII)
Los dominicos llegaron a Filipinas en 1579. Junto con la tarea evangelizadora, desde un principio, la educación, creando varias escuelas y la Universidad de Santo Tomás de Manila.
En la sala destacan dos tipos de representaciones religiosas: las de madera y las de marfil.
Las primeras son más populares, porque son más modestas y eran usadas por la gente para decorar sus casas.
Lego, los marfiles hispano-filipinos, que son imágenes cuyo tema es español pero fueron realizados en filipinas. Son piezas destinadas a las iglesias, conventos o edificios oficiales.
Santo Tomás de Aquino (detalle de madera y marfil con vestimenta de seda bordada, obra hispano-filipina S.XVIII)
Casi la mitad del total de marfiles hispano-filipinos conocidos, corresponde a imágenes de Cristo. El más impresionante que posee el monasterio, el Cristo de Isabel II, sorprende por su gran realismo y su expresividad.
En medio de la sala están ubicados una serie de doce piezas de nácar, o madre-perla, representando 12 estaciones del Vía crucis.
Real Monasterio de Santo Tomás (PP. Dominicos)
Plaza de Granada, 1. CP.05003 - Ávila (España)
(t) 920 352 237 (f) 920 35 22 37
avila.vre@dominicos.org